Monografías SENPE: Nutrición parenteral domiciliaria (Ver PDF)

Publicado en 'El farmacéutico - Hospitales', nº 176 (mayo 2006) por los miembros del Grupo de Trabajo de Nutrición Artificial Domiciliaria y Ambulatoria (NADYA) de la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE).


La atención del paciente en su domicilio es una práctica en continuo crecimiento por las ventajas que comporta, noaatención del paciente en su domicilio es una práctica en sólo para el paciente y su familia (menor posibilidad de presentar complicaciones relacionadas con la estancia hospitalaria y posibilidad de permanecer en un entorno familiar más confortable), sino también para la sanidad en general (mayor disponibilidad de camas hospitalarias y menor coste del tratamiento). La nutrición artificial domiciliaria (NAD) es la administración a domicilio de los nutrientes y demás agentes terapéuticos adjuntos a través de la vía digestiva(nutrición enteral domiciliaria [NED]) o intravenosa (nutrición parenteral domiciliaria [NPD]), con la finalidad de mejorar o mantener, en el ámbito domiciliario, el estado de nutrición de un paciente. Esta modalidad de tratamiento está también en continuo crecimiento.


Esta monografía está dedicada al tratamiento con NPD. Los candidatos a este tratamiento son los pacientes que no posean un sistema gastrointestinal suficientemente funcionante para recibir los nutrientes necesarios para cubrir sus requerimientos nutricionales. Sin este tratamiento, los pacientes verían muy mermadas sus posibilidades de supervivencia. No obstante, se requieren unas ciertas condiciones para que tenga éxito, desde la situación clínica del paciente a la responsabilidad de un médico que actúe en colaboración con un equipo multidisciplinario formado por personal de enfermería, dietista, farmacéutico y psicólogo (todos ellos expertos en NPD).


Como veremos en esta monografía, se precisa una cuidadosa selección del paciente así como la elaboración de un plan de actuación concreto con objetivos nutricionales a corto y largo plazo. Debe establecerse un programa de formación en la técnica del paciente, familia o cuidador, y las pautas de tratamiento, así como las vías de acceso al mismo, se adaptarán al ámbito domiciliario. Se deberá asegurar el suministro periódico de material y productos, y se establecerá un plan de seguimiento y monitorización. Este tratamiento se debe revisar periódicamente para suspenderlo cuando no aporte beneficios al paciente, o éstos sean inferiores a las cargas que el tratamiento comporta. Además, debe realizarse una evaluación del mismo en provecho de su éxito y mejora continua.


La evolución de la NPD ha sido muy diversa en los distintos países. En España, su desarrollo no es muy boyante, pero su importancia, así como la solución que representa para los pacientes que lo reciben, justifica los esfuerzos realizados por distintos profesionales de la sanidad para contribuir a su desarrollo. Si bien las políticas sanitarias de los distintos gobiernos deberían potenciar la transferencia a sus domicilios de los pacientes que requieren NPD de larga evolución, sin una legislación sobre su uso, que incluya no sólo su financiación, sino también su seguimiento con guías de actuación y su evaluación para poder acreditar los centros capacitados, es difícil que esta modalidad terapéutica se potencie, se registre y se lleve a cabo correctamente.


Esta monografía ha sido realizada por profesionales de la nutrición expertos en este tratamiento. Todos ellos, con la excepción del cirujano, son miembros del grupo de trabajo de Nutrición Artificial Domiciliaria y Ambulatoria (NADYA) de la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE). El primer artículo se centra en su definición y en las indicaciones e incidencia de la NPD. Un segundo artículo recoge la visión de la educación que el paciente/familia o cuidador deben recibir, elaborada por el personal de enfermería que, por haber llevado a cabo este proceso, conoce bien sus debilidades y ventajas. Revisaremos también las particularidades de los accesos venosos utilizados con la finalidad de ser lo más operativos, prácticos y seguros. Se evaluarán las complicaciones que el tratamiento comporta (infecciosas y no infecciosas), de manera especial las relacionadas con la administración del tratamiento fuera del ámbito hospitalario o su larga duración. Un artículo estará dedicado a la problemática del niño que recibe nutrición parenteral domiciliaria, otro a la calidad de vida que presentan estos pacientes. Finalmente, este número monográfico se completará en la revista del próximo mes con la revisión de las indicaciones y la técnica del trasplante de intestino delgado, por las posibilidades de futuro que representa para muchos pacientes con este tratamiento.




Monografías SENPE: Proteínas en Nutrición Artificial


¿Existe alguna contraindicación mayor para aportar algún aminoácido específico en las dietas de los pacientes que reciben soporte nutricional artificial por vía enteral? Y si es así, ¿cuáles son estas contraindicaciones y porqué?


Éstas y otras preguntas son las que intentamos resolver en esta colección centrada en Proteínas y Nutrición Enteral en diferentes escenarios clínicos. Para ello hemos dividido la obra, en aras de su más fácil lectura y manejo, en seis monografías escritas por autoridades del soporte nutricional artificial es sus respectivos campos: Pediatría, Geriatría, Patología hepatopancreática, Alimentación y nutrición del paciente adulto, Patología renal y Patología crítica.


A medida que hemos ido conociendo las características y funciones de las proteínas y sus diferentes tipos, así como su mayor complejidad metabólica, hemos podido introducirnos en más y más profundos campos de la fisiología humana, entendiendo conceptos novedosos como la dispensabilidad (o indispensabilidad, en la mayoría de las situaciones clínicas) de un aminoácido en particular o de un determinado grupo de aminoácidos con responsabilidad sobre diferentes procesos metabólicos.


Pediatría (Ver PDF)

Autor: Lilián Gómez
Depósito legal: B.2005


Introducción; Balance nitrogenado; Funciones de las proteínas; Requerimientos proteicos; Desnutrición proteica; Proteínas y obesidad; Proteínas y alergia a la PLV; Proteínas y osteoporosis; Proteínas y errores congenitos del metabolismo proteico; Recomendaciones para una buena ingesta de proteínas; Bibliografía.



Geriatría (Ver PDF)

Autor: Roberto Prieto
Depósito legal: B.2005


Definición de proteínas; Proteínas y envejecimiento; Ingesta de proteínas recomendadas en el anciano; Situaciones de malnutrición en el anciano que cursan con hipoproteinemia; Diagnóstico de hipoproteinemia en el anciano; Necesidades protéicas en ancianos que padecen enfermedades con riesgo de malnutrición; Tratamiento de la desnutrición energeticoproteica; Bibliografía.



Nutrición enteral (Ver PDF)

Autor: M León Sanz
Depósito legal: B.2005


Introducción; Digestión y absorción de las proteínas; Requerimientos de proteínas; Calidad de proteínas; Tipos de proteínas empleadas en fórmulas de nutrición enteral; Bibliografía.



Situación de agresión aguda (Ver PDF)

Autor: Abelardo García de Lorenzo
Depósito legal: B.2005


Introducción; Metabolismo protéico en la enfermedad grave; Necesidades de aporte proteico; Conclusiones; Bibliografía.



Patrología renal aguda y crónica (Ver PDF)

Autor: M Vázquez y PP García-Luna
Depósito legal: B.2005


Proteínas: estructura y clasificación; Aminoácidos: clasificación y función; Digestión, absorción y metabolismo de las proteínas; Calidad proteica; Riñón y proteínas; Bibliografía.



Esperamos que esta colección, práctica y escrita con espíritu didáctico, se convierta en una herramienta de conocimiento y consulta para todos los que ejercen su actividad asistencial en relación con el metabolismo y la nutrición, y también, en general, para todos aquellos que quieran saber más.


Dr. Abelardo García de Lorenzo, Presidente de la SENPE




Monografías SENPE: La fibra en la alimentación


Puede parecer curioso que en una serie monográfica sobre fibra en nutrición enteral, una de las monografías esté dedicada a la fibra en el paciente en situación de agresión aguda o crítico.


Durante las últimas décadas la aproximación de los intensivistas al soporte nutricional del paciente crítico ha evolucionado en varios campos:
- Uno de ellos es la ampliación de conceptos de alimentación o soporte nutricional a soporte nutrometabólico.
- Otro es el reconocimiento de los beneficios de la nutrición enteral. - Y uno de los últimos en ser tenido en cuenta es el de la actuación de los nutrientes como moduladores.


Paciente Crítico (Ver PDF)

Dr. A García de Lorenzo y Mateos / Dr. JC Montejo González
Depósito legal: B. 9.206-2004


Introducción; El intestino grueso como «órgano microbiano; La fibra como prebiótico; Fibras bioactivas; Características de la dieta ideal en el paciente; Complicaciones de la nutrición enteral en pacientes críticos; Implicaciones clínicas de la presencia de complicaciones gastrointestinales asociadas a la NE Recomendaciones sobre el aporte de fibra en pacientes; Bibliografía; Vademécum de dietas con fibra



Ámbito hospitalario (Ver PDF)

P García Peris
Depósito legal: B. 9.206-2004


Introducción; Concepto; Fermentación colónica de la fibra; Clasificación de las fibras; Ingesta recomendada de fibra; Efectos fisiológicos y aplicaciones clínicas; Efecto prebiótico de la fibra; Fibra y nutrición enteral; Conclusiones; Bibliografía; Menú para una dieta pobre en fibra; Menú para una dieta rica en fibra.



Farmacia hospitalaria (Ver PDF)

X Mateu de Antonio
Depósito legal: B. 9.206-2004


Introducción; Definiciones; Clasificación; Componentes: Métodos; Propiedades físicas; Fibra dietética en la ingesta y recomendaciones de consumo; Efectos fisiológicos de la fibra dietética en el tracto gastrointestinal; Fermentación colónica de la fibra; Efectos sobre la salud; Efectos adversos: Contraindicaciones; Interacciones con fármacos; Fibra dietética y nutrición enteral; Bibliografía.



Patología digestiva en adultos (Ver PDF)

Dr. Eduard Cabré Gelada
Depósito legal: B. 9.206-2004


Introducción; Fibra y estreñimiento; Fibra y diarrea; Fibra y enfermedad diverticular; Fibra y síndrome del intestino irritable; Fibra y enfermedad inflamatoria intestinal; Fibra y tolerancia gastrointestinal de la nutrición enteral; Fibra y cáncer colorrectal; Fibra y otros cánceres digestivos; Bibliografía.



Patología digestiva infantil (Ver PDF)

Dr. L Gómez / Dra. C Pedrón
Depósito legal: B. 9.206-2004


Introducción; Definición de fibra; Fibra y la bioflora intestinal; Tipos de fibra; Recomendaciones; Consejos dietéticos para incrementar la ingesta de fibra; Recomendaciones para pacientes pediátricos; Preparaciones ricas en fibra; Bibliografía.



Geriatría (Ver PDF)

Dr. JL Sánchez / Dr. JM Ribera
Depósito legal: B. 9.206-2004


Definicion de fibra; Clasificación; Ingesta de fibra recomendada; Ingesta de fibra dietética en España; Nutrición y envejecimiento: factores condicionantes del estado nutricional; utilización de la fibra en geriatría; Potenciales efectos negativos de la fibra dietética; Conclusiones ; Bibliografía.



Centrándonos en el segundo punto, la nutrición enteral, conocemos que el interés creciente de sus beneficios clínicos ha condicionado un sustancial cambio en las preferencias de las dietas. Se ha evolucionado de las dietas químicamente definidas y absolutamente predigeridas que, "teóricamente", favorecían y simplificaban la absorción de nutrientes, a los actuales conceptos de dietas especializadas y completas. Como resultado de esta filosofía nos encontramos ante un amplio abanico de dietas líquidas que aportan fibra en diferentes cantidades, combinaciones y presentaciones. Actualmente sabemos que los hidratos de carbono complejos en forma de fibras producen unos efectos únicos sobre la estructura y función del tracto gastrointestinal. Ciertas fibras se metabolizan a ácidos grasos de cadena corta, que son fuentes energéticas preferenciales en el colon. Además, la fibra, por su condición de masa, es importante para estimular la motilidad intestinal asegurando un flujo distal de nutrientes.


Dr. Abelardo García de Lorenzo, Presidente de la SENPE
Juan Carlos Montejo González, Secretario de la SENPE